Elaborar un contenido útil para nuestra web puede ser una tarea que nos lleve algo de tiempo. Eso es precisamente lo que menos tienen los propietarios de pequeñas, medianas y grandes empresas: cada uno por un motivo diferente. Además, hay que publicar de forma regular y siempre con un calendario predefinido que no debemos saltarnos.

Una vez tenemos claro que los pasos a seguir son crear, elaborar y publicar tenemos que saber que los resultados serán a largo plazo y que para convertirlos en beneficios tendremos que ser pacientes.

Vamos a hacer un repaso por las pautas principales que deberás seguir si quieres que tu contenido sea útil y funcione.

Consejos para conseguir un buen contenido para tu web

1. Investiga

Tienes que saber qué necesitan tus usuarios. Para ello tendrás que sacar temas interesantes e ideas innovadoras que sean capaces de sorprender a tu cliente. Eso sí, necesitas que cada texto tengan unas palabras claves para las que quieras posicionar.

Cada texto tendrán unas keyword`s (palabra clave) y tendremos que escribirlo pensando en un tema relacionado con ella. De este modo conseguimos ser más visibles en Internet y ganar posiciones en Google.

2. Estructura

El contenido que vayas a compartir en tu página web debe estar totalmente planificado. Para ello necesitas un calendario de publicaciones que tendrás que cumplir a rajatabla. Es importante que tengamos pensadas las imágenes que colocaremos junto al texto así como las interacciones que queremos conseguir con el mismo.

3. Observa

Observa a la competencia. Es importante saber qué hacen ellos y cómo les está funcionando. Tú tienes que ser mejor. Si consigues ser mejor que ellos ganarás valor para tu empresa o marca. Por eso es fundamental echar un vistazo a sus redes sociales, a su blog y a qué tipo de atención al cliente tienen. Tu  misión es mejorar todo lo que ellos hacen.

4. Utiliza herramientas

Existen diferentes herramientas online que te ayudarán a planificar y crear contenido de valor en tu blog o página web.

La primera que debes utilizar es una que te ayude a saber cuáles son las palabras clave que tienes que atacar según el volumen de búsqueda que estas tienen en buscadores.

Puedes también hacerte con alguna herramienta que te ayuda con la planificación de contenidos o incluso existen las que te ayudan a generar nuevas ideas si ya se te ha acabado la creatividad.

5. Necesitas un redactor de contenido

Un redactor de contenido o copywriter es primordial para que todo esto funcione. Los redactores se encargarán de crear textos acordes al público al que van dirigidos, a sacar nuevas ideas y a crear contenido de valor tanto para el usuario como para que le guste a Google.

Ten cuidado, no todos los redactores tienen conocimientos suficientes como para redactar un texto. Lo ideal será que le pidas que te redacte un texto para ver la forma en la que escribe. Es también importante que tengas comunicación con él para que sepa en todo momento qué tipo de texto es el que necesita tu página web.

Si todo esto te parece demasiado complicado pero aún así quieres conseguir contenido útil para tu web nosotros podemos ayudarte. Solo tienes que decirnos qué necesitas y nos encargaremos de crear, elaborar y publicar para ti.